Daño a los riñones o nefropatía diabética ahora si se puede detener, según nuevo estudio

Pin It

Los resultados de un nuevo estudio científico, demostraron que los antagonistas del receptor de la angiotensina II, detienen la progresión de la nefropatía diabética a etapas más severas. Anteriormente, aquellos que presentaban la etapa inicial o microalbuminuria estaban condenados a que el daño a los riñones avanzara inevitablemente hasta la etapa más severa de la enfermedad (insuficiencia renal crónica terminal), donde los afectados necesitan tratamiento de diálisis de por vida o un trasplante de riñón.

La nefropatía diabética o enfermedad renal relacionada con la diabetes, es la principal causa de insuficiencia renal crónica terminal en todo el mundo y es ocasionada por un inadecuado control de los niveles de glucosa durante varios años.

En un estudio científico realizado por investigadores de la Universidad de California, liderado por la doctora Susanne B. Nicholas, directora de la División de Nefrología y Endocrinología del Departamento de Medicina de la Escuela David Geffen en la Universidad de California en Los Angeles, se demostró el efecto protector renal que ofrece el medicamento Losartan, que es un antagonista del receptor de la angiotensina II, al bloquear el Sistema Renina-Angiotensina (RAS) en indios PIMA, los cuales representan el grupo étnico con mayor incidencia de diabetes tipo 2 y nefropatía diabética a nivel mundial. El 65% de los indios PIMA en edades comprendidas entre 45 a 74 años tiene nefropatía diabética.

¿Qué es nefropatía diabética y cómo aparece?
Los riñones son órganos que contienen millones de pequeños vasos capilares llamados glomérulos, cuya función es filtrar las toxinas, removiendo los productos de desecho de la sangre a través de la orina.

La diabetes, cuando no es controlada adecuadamente por muchos años, va dañando la función de los glomérulos en los riñones. Además, un tejido fibroso se va formando en las paredes de los capilares (membrana basal), el cual también interfiere con el proceso de filtración, por lo que las sustancias de desecho no son eliminadas y van concentrándose en la sangre, mientras que otras sustancias necesarias para el organismo, como las proteínas, son “escurridas” por la orina.

Poco a poco, el daño se va convirtiendo en insuficiencia renal avanzada, donde el riñón casi no puede eliminar sustancias tóxicas y en ese momento, de no ser tratado el problema, las sustancias de desecho se concentran en niveles tan altos que se tornan “venenosas” y pueden causar la muerte. En esta etapa de la enfermedad renal, los afectados deberán someterse de por vida a un tratamiento de diálisis o a un trasplante de riñón.

La etapa más temprana de nefropatía incipiente, es la transición de normoalbuminuria a microalbuminuria, donde además se ve afectada la tasa o índice de filtración glomerular (eGFR, por sus siglas en inglés). La aparición de macroalbuminuria y proteinuria y el empeoramiento de la tasa de filtración glomerular (TFG) son fuertes predictores de insuficiencia renal crónica terminal (ESRD, por sus siglas en inglés) y muerte.

¿Cómo se realizó este estudio y cuáles fueron los resultados que arrojó?
En este estudio, que duró seis años, participaron 169 indios PIMA, quienes fueron divididos de manera aleatoria doble ciego en 2 grupos. Un grupo fue tratado con placebo, mientras que a los participantes del otro grupo se les administró el medicamento Losartan.

Todos los participantes eran indios PIMA con edades comprendidas entre 18 y 65 años, con al menos 5 años con diabetes tipo 2 y con normoalbuminuria (rango de albumina/creatinina menor a 30 mg/gr) o microalbuminuria (rango de albumina/creatinina de 30 mg/gr a 299 mg/gr).

El marcador primario en este estudio, fue la reducción de la tasa o índice de filtración glomerular o TFG (eGFR) en <60 ml/min en ½ base de línea con TFG <120 ml/min. Los marcadores secundarios, fueron la diferencia en los cambios estructurales derivados de extensos análisis para examinar el volumen glomerular, la densidad del área de la superficie de filtración, área de la zona intersticial fraccionaria, el ancho de la membrana basal glomerular y el número de células endoteliales y mesangiales.

En este estudio, cuyos resultados fueron publicados por la revista Diabetes Care se demostró que el uso de Losartan, al bloquear al sistema renina-angiotensina (RAS), detuvo la progresión de microalbuminuria a etapas más severas de la enfermedad renal y además redujo significativamente el riesgo de deterioro de la tasa de filtración glomerular (TFG), por lo que evitó la aparición de insuficiencia renal crónica terminal (ESRD), donde los afectados requieren someterse de por vida a tratamiento con diálisis o a un trasplante renal.

Ya varios estudios científicos realizados por reconocidas clínicas habían demostrado que el bloqueo del sistema renina-angiotensina (ras) previene la progresión de microalbuminuria a macroalbuminuria y proteinuria, sin embargo, estudios previos también han demostrado que el bloqueo del RAS no previene la aparición de la etapa inicial de nefropatía diabética, es decir de la microalbuminuria.

La diabetes mal controlada es la principal causa de daño a los riñones e insuficiencia renal crónica terminal. La progresión del daño renal a su etapa terminal, ocasiona mucho sufrimiento y representa un impacto económico negativo a los afectados, quienes además de tener mayores riesgos cardiovasculares y de muerte prematura, también deben someterse de por vida a tratamiento de diálisis o a un trasplante de riñón.

Este estudio demostró que los antagonistas de la angiotensina II (Losartan) pueden detener la progresión del daño renal a etapas más severas, pero no previene la aparición de la microalbuminuria que es la etapa inicial de la nefropatía diabética. Sin embargo las investigaciones científicas sí han demostrado que un adecuado control de los niveles de glucosa en sangre y de hemoglobina A1c sí previenen la aparición de complicaciones crónicas, entre ellas la nefropatía diabética, incluso antes de desarrollar sus etapas iniciales.

Fuente: Diabetes al Día / Joe Cardozo

Pin It