Clínicas ayudan a controlar diabetes; en 6 meses mejora su vida

Pin It

En tan sólo 6 meses y sin necesidad de aumentar la dosis de medicamento, 78 de cada 100 diabéticos que acuden a las clínicas especializadas de la Secretaría de Salud (Sedesa) disminuyen sus niveles de glucosa en la sangre, evitando con ello una amputación, daño al riñón o pérdida de la vista, que son complicaciones que merman la calidad de vida de quienes la padecen y no saben cómo llevar un adecuado control.

Esta enfermedad crónico degenerativa se ha convertido en una epidemia en todo el país, siendo la Ciudad de México una de las entidades con la más alta prevalencia, pues 4 de cada 10 capitalinos son diabéticos, pero alrededor de 6 no lo saben, por lo que no siguen un tratamiento.

Ante esto, la Sedesa implementó un nuevo modelo de atención integral que ha demostrado que las personas con diabetes pueden aprender a vivir con su enfermedad sin perder calidad de vida.

El secreto de las dos únicas clínicas de diabetes no está en aumentar la dosis de insulina o metformina, sino en educar a los diabéticos que, durante 12 o 15 sesiones, en un lapso de 6 meses, aprenden a vivir con su enfermedad, entienden los riesgos y saben cómo preparar las porciones de sus alimentos para controlar el nivel de azúcar y no quedarse con hambre.

Así lo aseveró Enrique González Hernández, director general de la primera Clínica Especializada de Diabetes de la Sedesa, al destacar que, en cuatro años que lleva este centro operando, han logrado que 78 por ciento de los pacientes bajen entre 3 y 3.5 por ciento el nivel de su glucosa, lo cual, a largo plazo, significa mejorar su calidad de vida y evitar su muerte prematura.

Con un solo paciente que pueda disminuir esta glucosa, lo estamos ayudando a que baje el riesgo de tener retinopatía, pie diabético o insuficiencia renal por arriba de un 15 por ciento; si bajas en promedio entre 3 y 3.5 por ciento de hemoglobina glucosilada, vas a tener un 40 por ciento menos de riesgo de morir de insuficiencia renal, de presentar retinopatía temprana o ulcera por pie diabético”, puntualizó el director de esta clínica.

A decir del director, el modelo que implementaron ha dado resultados muy positivos, porque un equipo de médicos interdisciplinario es capaz de enseñarles a los pacientes un estilo de vida que los hará vivir con menos problemas a causa de la diabetes.

Aquí les decimos cómo, cuándo, cuánto y qué comer de acuerdo a sus capacidades económicas, a su idiosincrasia y a su cultura, pero también les decimos cómo prepararlos, no sólo el mensaje de que debe adherirse a una dieta de mil 800 calorías, la educación se vuelve lúdica”, indicó.

Ante el éxito que ha tenido este modelo de atención en las clínicas de la diabetes de la Sedesa, los directores de éstas compartieron los logros en el 78 Congreso Científico organizado por la Asociación Americana de Diabetes que se realizó en Orlando, Florida.

76 por ciento de los pacientes que llegaron a las clínicas modificaron la amputación, reduciendo la zona afectada; mientras que 35 por ciento logran evitar por completo dicha amputación.

Los pacientes que completan las sesiones, añadió, no sólo bajan sus niveles de glucosa en la sangre, sino que, además, lo logran con menos dosis del fármaco que toman.

Fuente: Excelsior

Pin It