Psoriasis en el cuero cabelludo: síntomas, prevención y tratamiento

Pin It

La psoriasis es una condición médica que causa cambios en la piel de las rodillas, codos, manos, pies y el cuero cabelludo.

La Federación Internacional de Asociaciones de Psoriasis, en Estocolmo, Suecia, estima que, a nivel mundial, hay 125 millones de personas afectadas. En Estados Unidos, alrededor de 7.5 millones la padecen; y en México, hay al menos dos millones y medio de personas con este desorden. 

Hasta ahora, la opinión médica sugiere que se da como resultado de un mal funcionamiento del sistema inmunológico. 

En la psoriasis, los glóbulos blancos conocidos como células T parecen atacar a las células sanas, como si fueran bacterias, virus u otros invasores. Esa actividad excesiva lleva a una producción más rápida de células; como resultado la piel se inflama. 

En otras palabras, las células se forman en lo profundo de la piel y se mueven hacia la superficie para reemplazar a las células muertas, este proceso dura alrededor de un mes. Si hay psoriasis, ese proceso se acelera. 

Así, la formación de células toma pocos días y causa la formación de parches rojos y con rayas plateadas en la superficie de la piel conocidos como placa.

La placa causa picazón y dolor. Hay personas que experimentan piel seca y agrietada a tal punto que sangra; incluso pueden tener hinchazón y rigidez en las articulaciones. 

Los factores desencadenantes de la psoriasis incluyen:

  • historial familiar de psoriasis;
  • infecciones virales como VIH o faringitis;
  • sistema inmune debilitado;
  • obesidad;
  • diabetes;
  • presión arterial alta;
  • consumo de tabaco.

Cuando la psoriasis en placa se da en el cuero cabelludo, aparecen una especie de parches rojos elevados y escamosos que pueden tener como consecuencia la pérdida del cabello. 

Síntomas

La psoriasis del cuero cabelludo provoca cambios en la piel del cuero cabelludo, de la frente, de la parte posterior del cuello y detrás de las orejas. Los síntomas más comunes son:

  • Manchas rojas en el cuero cabelludo. Pueden ser apenas perceptibles o lesiones muy pronunciadas e inflamadas.
  • Escamas que pueden confundirse con caspa; pero tienen un brillo plateado.
  • Piel agrietada y sangrado.
  • Picazón.
  • Ardor o dolor en el cuero cabelludo.
  • Caída temporal del cabello como consecuencia de rascarse o de la remoción de escamas.
  • Si hay ruptura de piel, puede producirse una infección.
  • Un síntoma al cual se debe poner atención es la inflamación de ganglios linfáticos en el cuello o costras en el cuero cabelludo; ya que pueden ser señal de infección. 

Asimismo, es posible que haya erupciones y que desaparezcan (fase de remisión) o, por el contrario, se vuelvan severos.

La fase de remisión puede prolongarse, y el cabello puede crecer de nuevo; mas no significa que la piel ha sanado. 

¿Cómo se trata?

La prevención y el tratamiento oportunos previenen que los síntomas de la psoriasis se vuelvan graves. Para ello, es indispensable acudir con un dermatólogo.

Según la gravedad de los síntomas, el especialista sugerirá algunos de los siguientes tratamientos: 

Inyecciones de corticosteroide para reducir la inflamación y la picazón.

Crema de vitamina D para aplicarse de forma tópica.

Terapia de luz según el grosor del cabello.

Suavizador de escala para suavizar los parches de la piel y permitir la entrada de los medicamentos.

Medicamentos para aplicar directamente en la piel.

Aunque en general los síntomas de la psoriasis aparecen en la piel de cualquier parte del cuerpo, si son graves, se pueden prescribir medicamentos sistémicos para ser tomados vía oral o por inyección. Por ejemplo:

Medicamentos biológicos, los cuales se dirigen a genes específicos.

Metotrexato, que modifica la enfermedad y afecta la forma en que funciona el sistema inmunológico.

Retinoides, una forma de vitamina A.

Ciclosporina, es un inmunodepresor que ralentiza el sistema inmune.

Cabe mencionar que, para el caso particular de la psoriasis en el cuero cabelludo, los shampoos medicados contienen ácido salicílico o alquitrán; sin embargo, en algunas personas provoca ruptura del cabello porque debilita los folículos pilosos. 

¿Los remedios caseros funcionan?

De acuerdo con los expertos, cambios en el estilo de vida y remedios caseros pueden ayudar a controlar la psoriasis y a prevenir nuevos brotes. Aun así, la American Academy of Dermatologists recomienda que, ante los primeros síntomas, lo mejor es acudir a un médico y evitar rascarse. 

También se recomienda:

peinar suavemente las escamas y aplicar los tratamientos en el cuero cabelludo, no solo en el cabello.

Dejar que el cabello seque solo.

Alternar los shampoos y usar acondicionador para reducir el riesgo de sequedad.

La prevención, como se mencionó antes, es la mejor arma contra un padecimiento; por eso se deben realizar modificaciones como:

Dejar de fumar;

evitar el consumo de alcohol;

limitar la exposición al clima frío;

reducir el estrés;

mantener un peso saludable;

controlar las lesiones de la piel, tales como cortes o picaduras de insectos.

En 2015, científicos informaron sobre un caso de psoriasis en el cual la paciente aumentó su ingesta de vegetales, limitó su consumo de azúcares y alimentos procesados, durante seis meses; además tomó suplementos, entre ellos biotina. Los autores reportaron la desaparición de los síntoma durante ese periodo. 

Las limitaciones de dicho estudio son que se llevó a cabo con una sola persona; por lo que, a pesar de la sugerencia de utilizar biotina, no hay evidencia de que prevenga la caída del cabellos por psoriasis. 

La mejor herramienta es acudir con un médico especializado para recibir el tratamiento adecuado. En México, se puede acudir a la Asociación mexicana contra la psoriasis para conocer más sobre esta enfermedad.

Fuente: Nación Farma

Pin It