Los hijos heredarían el colesterol elevado de sus madres

Pin It

Los adultos serían más propensos a tener colesterol elevado si sus madres tuvieron el mismo problema antes del parto, según sugiere un equipo de Estados Unidos.

 

Los autores estudiaron en más de 500 pares de padres-hijos los valores de lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol "malo", que se acumula en las arterias y puede causar coágulos sanguíneos e infartos.

Tras considerar la genética, la dieta y otros factores, los hijos adultos jóvenes de mujeres que habían tenido el LDL elevado antes del embarazo eran 3,8 veces más propensos a tener el mismo problema que aquellos sin esa herencia.

"Nuestro estudio indica que reducir el colesterol alto de las mujeres en edad reproductiva beneficia su salud futura y la salud cardiovascular de la próxima generación", dijo el autor principal, doctor Michael Mendelson, del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, Bethesda, Maryland.

Mendelson, de la Facultad de Medicina de Boston University, aclaró que su equipo no evaluó los tratamientos para reducir el colesterol LDL ni probó cómo podría heredarse esta complicación.

El equipo analizó información del estudio conocido como Framingham Heart Study, un proyecto en curso desde 1948 para conocer la enfermedad cardiovascular en una comunidad de Massachusetts.

Los autores evaluaron el nivel de LDL de 241 pares de madre-hijo y de 297 pares de padre-hijo; a 116 hijos adultos se los comparó con ambos padres biológicos. Luego, estudiaron el colesterol de los padres antes del nacimiento de sus hijos y cuando sus hijos tenían 26 años.

En los participantes sin enfermedad cardíaca o vascular o con factores de riesgo como la diabetes, los niveles óptimos de LDL se mantienen por debajo de 100 mg/dL. Valores de 130-159 mg/dL son elevados y más de 160 mg/dL se consideran altos.

Los hijos de las mujeres con LDL alto antes del parto tenían valores de LDL que estaban 18 mg/dL por encima de los niveles de LDL de los participantes sin esa exposición, tras considerar el peso, el estilo de vida y las variaciones genéticas asociadas con el colesterol de los adultos jóvenes.

Luego, los niveles de LDL materno previos al embarazo explicaron el 13 por ciento de la variación del colesterol de los hijos adultos, según publica el equipo en JAMA Cardiology.

Aunque el estudio es observacional y no prueba la relación causa-efecto, aporta más evidencia que sugiere que el colesterol materno alto, en lugar del colesterol paterno alto, sería más importante para determinar el nivel de colesterol de los hijos, según opinó Samuel Gidding, del Hospital de Niños.

Fuente: Lisa Rapaport / Reuters Health

Pin It