Dieta nutritariana: deja de contar calorías y cuenta los nutrientes

Pin It

La dieta nutritariana es otra de esas dietas empeñadas en enderezar nuestro torcido rumbo nutricional.

Su ideólogo es Joel Fuhrman, un médico de familia estadounidense que es autor de infinidad de libros donde vierte toda su sabiduría en temas de nutrición. Él fue el responsable de que en 2003 empezara a hablarse en EEUU de la dieta nutritariana tras la publicación de su libro 'Eat to live' ('Comer para vivir'), entre otros muchos títulos. En España su publicación se demoró bastante, pues hasta 2013 no lo vimos aparecer por las librerías de mano de la editorial Gaia.

Según explican en la web oficial de la dieta nutritariana, el doctor Fuhrman acuñó el término 'nutritariano' para describir un estilo de alimentación rico en nutrientes, diseñado para prevenir el cáncer, retardar el envejecimiento y prevenir enfermedades diversas como la diabetes. "A una dieta que sea rica en micronutrientes la llamo dieta nutritariana. Cuanto más rica en nutrientes sea tu dieta, más saludable será. Parece muy simple y ciertamente lo es", declara.

Con la nutritariana se acabó el fijarnos únicamente en la cantidad de fibra alimentaria y calorías a las que nos tienen acostumbrados infinidad de dietas. Aquí lo importante es el aporte nutricional de cada alimento. Este facultativo nos explica que 'comer para vivir' no significa privarse: “De hecho, no tienes que dejar de tomar ningún alimento. Sin embargo, a medida que tomas raciones más abundantes de productos beneficiosos para la salud y ricos en nutrientes, tus ganas de comer comida de baja calidad irán reduciéndose gradualmente y dejarás de ser adicto a ella", afirma en este libro.

Así, a grandes rasgos, Fuhrman nos propone una dieta prácticamente vegetariana, exenta de gluten, baja en sodio y grasa. Además, en ella se busca reducir los procesados a la mínima expresión y centrarse en alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

“Algunas personas no quieren saber nada acerca de los peligros de la comida insana porque creen que interfiere en el placer de la comida. Están equivocados. Comer de forma saludable puede incluso ser más placentero”, recoge este autor en su manual dietético.

¿En qué consiste el ANDI?

Para ayudarnos a seguir la dieta nutritariana, este médico se ha tomado la molestia de elaborar una especie de ranking o índice de nutrientes de alimentos (ANDI). Este último clasifica los alimentos según la densidad de nutrientes para ayudar a las personas a identificar opciones de alimentos más nutritivos.

En cualquier caso, no se trata de elaborar una lista comidas malas o buenas, sino de juzgar su calidad nutricional. Si nos detenemos un momento a observar este ranking, observaremos que los productos que encabezan la lista de alimentos con densidad nutricional alta son la col kale, los berros o la col china. Todos ellos se distinguen por su escaso aporte de calorías, además de por su abundancia de fibra y antioxidantes.

Por su parte, como ejemplo de alimentos con clasificación media nos topamos con la uva, la granada o el melón cantalupo. Son moderadamente calóricos. Mientras que con densidad nutricional baja cabe citar la berenjena, la nuez e incluso nuestro querido aguacate.

Por lo tanto, todos aquellos que quieran abrazar un estilo de alimentación nutritariana, ya pueden ir haciendo una copiosa compra pues, según detalla Fuhrman, nuestra dieta diaria debe consistir básicamente en muy dispares alimentos. En concreto, nos habla de los siguientes:

  • Legumbres
  • Un plato de ensalada
  • Tres piezas de frutas
  • Frutos secos
  • Setas y cebollas

Desde la web de este doctor nos explican que están más que seguros de que su dieta funciona: “Durante más de 25 años, el doctor Fuhrman ha demostrado que es posible lograr una pérdida de peso sostenible y revertir las enfermedades cardiacas, la diabetes y muchas otras enfermedades utilizando una nutrición inteligente”.

En cualquier caso, a muchos les parecerá que su dieta guarda un evidente parecido con la mediterránea o la fexivegetariana, donde la base de la alimentación la constituyen las frutas, las verduras y las legumbres, mientras que en la cúspide se sitúan las carnes.

Adiós a la diabetes

Este galeno también está convencido, y a ello dedica todo un libro ('Adiós a la diabetes'), de que una correcta alimentación puede incluso ayudarnos a despedirnos de la diabetes: "Cuando consumimos una dieta rica en alimentos sanos y naturales que proceden de la tierra, estamos proporcionando a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para sanarse y protegerse. La diabetes tipo 2 es un trastorno ocasionado por la alimentación que se puede prevenir y revertir".

El doctor Fuhrman acuñó el término 'nutritariano' para describir un estilo de alimentación rico en nutrientes

Respecto a la diabetes tipo 1, este médico se muestra mucho más cauto. Obviamente hablamos de personas que serán siempre dependientes de la insulina pero si adoptan este tipo de alimetación, necesitarán mucha menos dosis. “Tomar menos insulina no es la razón principal para seguir esta clase de dieta, sino evitar problemas graves de salud". No olvidemos que padecer una dolencia como la diabetes nos expone a un mayor riesgo de problemas de corazón, ataques cerebrales, enfermedades de los riñones o problemas en los ojos.

Fuente: El Confidencial

Pin It