5 situaciones que toda persona con diabetes ha vivido en la Navidad

Pin It

Con tantas fiestas, jolgorios y comida, es complicado que una persona con diabetes no pase por situaciones difíciles en la Navidad.

Pero no te angusties, no hay razón para que dejes de disfrutar de esta hermosa época del año por tu condición. Para ayudarte, charlamos con la licenciada Cristina Muñoz Alonso, nutricionista de la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, quien explicó cómo puedes sobrellevar estas situaciones retantes durante las fiestas.

1. Cuando te reciben con una mesa llena de postres seductores

La recomendación principal para las personas con diabetes es que traten de evitar los postres navideños.

"Pero, si te encantan los dulces, cuando vayas a servir tu plato principal de comida, hazlo solo con ensalada y proteína, sin carbohidratos, para que luego puedas darte el gustito del postre”, enfatizó la licenciada Muñoz Alonso.

2. Cuando por culpa de la brisa navideña te quedas dormido y olvidas comer

Cuando estamos en las vacaciones navideñas, aprovechamos para descansar el mayor tiempo posible. Pero ojo, si tienes diabetes, debes estar al día con tus comidas.

"Una de las cosas que recomendamos para no romper con la rutina de las comidas y meriendas es poner una alarma en el celular”, apuntó la nutricionista.

3. Cuando amas la morcilla, ese plato típico de la Navidad boricua

Este es un alimento común en el menú navideño. Pero, ¿es seguro para consumir si tienes diabetes? Pues la licenciada Muñoz Alonso dijo que sí, pero con moderación, porque contiene arroz, que a su vez es alto en carbohidratos. Las personas con esta condición solo pueden consumir de dos a tres porciones de carbohidratos por plato de comida.

“Tiene que restarla de los carbohidratos de su dieta. Solo puede ingerir dos pedazos de 2 onzas —esto es igual a 15 gramos de carbohidratos—, una porción completa para una persona con diabetes”, sostuvo.

4. Cuando empapas de aderezo la ensalada porque no te encanta

Una de las complicaciones de la diabetes pueden ser las condiciones cardiovasculares. Lamentablemente, el corazón y la grasita de la Navidad no son buenos amigos. Es por esto que debes evitar los aderezos altos en grasa en tus ensaladas.

“Hay que cambiar el césar por el italian o balsámico. También pueden usar aceite de oliva y vinagre para las ensaladas”, mencionó la nutricionista.

5. Cuando te encanta el lechoneo pero no debes lechonear

Es importante que, antes de salir a una fiesta, meriendes en tu casa. "Así no llegarás con tanta hambre y no te querrás comer todo lo que tengan en la mesa”, enfatizó la licenciada Muñoz Alonso.

Si sabes que irás a una fiesta, ¡planifícate! Conoce lo que debes comer y, lo más importante, ingiere alimentos con moderación. Si comiste postre hoy, mañana no lo hagas; si elegiste arroz con gandules en esta fiesta, intenta otro carbohidrato en la próxima. Al planificar y monitorear tus comidas, podrás disfrutar un alimento nuevo en cada fiesta, comiendo de todo.

Disfruta las Navidades sin inhibirte, pero siempre consulta con tu nutricionista y tu endocrinólogo sobre el régimen alimentario y médico que debes seguir para continuar trullando con tu diabetes tipo 2 bajo control.

Fuente: El Nuevo Dia

Pin It